Tratamiento de Alimentación · Trabajo terapéutico de desensibilización sistemática

Este tratamiento consiste en sesiones individuales de 3 a 5 veces por semana, dentro de un marco cognitivo-conductual sobre la base de desensibilizar la zona buco-deglutoria para una mejor incorporación de alimentos sólidos y aceptación de las distintas texturas que presentan los alimentos. Queremos lograr que el pequeño asocie placer al acto de comer y ser alimentado y que además sea capaz de controlar la ansiedad y el reflejo de la arcada.

Usando el refuerzo positivo comenzamos por los alimentos que son más sencillos de comer y que le solían dar al niño fuera del entorno familiar y del colegio, como el arroz y las lentejas, ofreciéndole un ambiente más distendido y sin presiones.

El objetivo es lograr la desensibilización progresiva de los alimentos y que el niño sea capaz de tragar los alimentos de manera sencilla y sin que le suponga malestar. Luego tratamos de automatizar el mecanismo de la alimentación, permitiendo que el niño incorpore los alimentos en la boca, los saboree, los explore, etc.

Utilizamos elementos sonoro-musicales como canciones de alto interés para el niño y una canción creada específicamente para él, con el objetivo que el pequeño se sienta invitado a comer y siga las acciones que menciona la canción para lograr completar el proceso de alimentación.

Se utiliza también material de apoyo visual como vídeos infantiles que explican al niño la función de la boca, los dientes, etc. Se prueban distintas texturas y temperaturas como helados, cremas, yogures, flanes, chucherías para morder y también para chupar y saborear con la lengua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *